7 MESES DE NEGOCIACIÓN DE OFICINAS A Y STORE

UGT INSISTE EN QUE NO SE PUEDE NEGOCIAR LA AMPLIACIÓN DE HORARIOS MIENTRAS NO SE SOLUCIONE LA PROLONGACIÓN DE JORNADA

13 de marzo de 2017. Tras siete meses de negociaciones para ampliar horarios en las oficinas A y Store, la dirección de la empresa ha marcado un calendario acelerado de reuniones para lograr alcanzar un acuerdo que le posibilite la ampliación de horarios a casi el 10% de las oficinas actuales. Hasta el momento ha anunciado aceptar algunas tímidas mejoras para las plantillas afectadas, pero aún insuficientes para UGT, quien sigue exigiendo solucionar la prolongación de jornadas para poder avanzar en este acuerdo.


450 oficinas, 3 tardes a la semana por empleado

La Dirección de la entidad sigue en las mismas, aunque insiste en que las compensaciones recibidas por los empleados de este tipo de oficinas son más que suficientes y motivadoras. UGT no puede estar de acuerdo. Seguimos igual respecto a:

  • Voluntariedad: la falsa voluntariedad no se salvará si no se arbitran métodos eficaces para intentar paliar las presiones que puedan recibirse a la hora de teclear una plaza en la Store. Un simple buzón de quejas no puede cumplir esta función.
  • Compensaciones económicas insuficientes: si bien dirección se ha comprometido a estudiar una carrera de GC especial para quienes van a desempeñar estos puestos (dependiendo de variables tan subjetivas como la EPC) esta mejora debe ser sustancial para compensar la disponibilidad horaria que van a tener, de facto, estos empleados/as. El hecho de tener una apertura al público tan extensa obliga indirectamente a la prolongación de jornada y esto es un hecho contrastado.
  • Retorno a la red convencional a 25 kms: es un aspecto que ha de quedar bien atado, ya que es un principio básico por el que hemos luchado en el convenio colectivo, al que no podemos renunciar.

Negociación a la desesperada

Según manifiesta la propia dirección, este acuerdo le resulta estratégico, y para ello está dispuesta a ofrecer contrapartidas relevantes en carrera de GCs, riesgos psicosociales, traslados, etc.

Sin embargo, estas ofertas no son tan generosas como nos quieren hacer ver quienes están dispuestos a firmar el acuerdo o tienen cabida en otros ámbitos ya desarrollados:

  • Tibias mejoras en la carrera de GCs, pero sólo para las plantillas de estas oficinas, sin tener en cuenta la amortización de oficinas (y por tanto la pérdida de un gran número de directores, subdirectores y GCs).
  • Aceptarían hablar de carreras de especialistas, servicios centrales y las direcciones territoriales, pero sin llegar a concretar. Este tema, reiteradamente demandado por UGT no puede ser moneda de cambio respecto del personal de las oficinas store. Por sí solo tiene un gran peso en la empresa y requieren la atención que se merece.
  • La Dirección quiere incrementar el número de oficinas unipersonales, S y V. Desde UGT no entendemos por qué se aborda este particular en esta negociación, cuando ya tenemos regulado este aspecto en el acuerdo de julio de 2014.
  • La Dirección quiere, incluso, que entren en juego el futuro de las personas con movilidad geográfica forzosa, cuyo grave problema personal es la gran deuda pendiente de una empresa que se erige como abanderada de la conciliación. Este problema, que ya está tasado en el citado acuerdo de 2014, es de una gravedad extrema y debe ser solucionado cuanto antes, y no a cambio de ninguna mejora para nadie.
  • Asimismo, la Dirección incluso ha prometido en esta mesa abordar en sede de comité de salud laboral un acuerdo en materia de Riesgos psicosociales y usuarios de pantalla de visualización de datos, problemas que ya han sido tratados por el conjunto de la representación laboral y llevados ante la justicia y la autoridad laboral. No puede la empresa ahora hacernos creer que es una gran cesión lo que más temprano que tarde tendrá que verse obligada a aceptar ante la acción de la Inspección de Trabajo.

La negociación de las oficinas A y Store es una transformación en nuestras condiciones laborales que nos afectan a todos

UGT insiste en que la piedra angular es paliar la prolongación de jornada para poder abordar esta nueva organización. La apertura de horarios a tal cantidad de oficinas y de plantilla tendrá repercusión en el conjunto de la organización.

Para UGT no se trata sólo de negociar las condiciones de un colectivo reducido. Entendemos que sea un acuerdo estratégico para la dirección, y también lo es para nosotros. Y así lo hemos manifestado: pero para poder abordarlo se han de implementar las medidas necesarias para solucionar la prolongación de jornada, y esto puede materializarse en diversas vías, como la inclusión de medidas reales y efectivas de conciliación, el apagón tecnológico, el control horario real, o la eliminación de la tarde de los jueves, demandas repetidas veces exigidas por UGT. No hacerlo sería permitir que se mejoren las condiciones sólo para un colectivo determinado, mientras una parte importante de la plantilla desarrolla los mismos horarios y faenas, pero sin contraprestación ninguna.


¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.