APAGA Y VÁMONOS

NO SOLO SALIR DEL TRABAJO, ES NECESARIO DESCONECTAR

4 de octubre de 2018. En estos tiempos de ultra conectividad la frontera física entre el trabajo y cualquier otro ámbito se desvanece. Tan fácil es ahora trabajar desde la oficina, como desde casa o un parque. Para UGT no sólo es suficiente con saber cuándo se sale del trabajo: es necesario desconectar las herramientas informáticas portátiles. Si no lo hacemos estaremos permitiendo que lo laboral invada nuestra esfera privada.


Saber cuándo se sale de trabajar es fundamental. Pero hoy en día no basta. Es necesario desconectar del trabajo, y sólo apagando las tablets y los smartphones es posible.

Son aún incipientes las legislaciones que en algunos países prohíben el uso de medios de trabajo remotos fuera del horario laboral, o a partir de una franja horaria determinada.

UGT lleva tiempo reivindicando el control horario y el derecho a esta desconexión tecnológica, con iniciativas de toda índole. A pesar de la oposición empresarial, primera interesada en que continúe la cultura del presentismo físico y virtual, en España se están dando algunos pasos y el gobierno ya ha recogido el guante para promover iniciativas legislativas en este sentido.

Que haya una regulación es importante. E igualmente importante es desterrar la idea de que, como trabajador, somos menos responsables si no miramos el correo en casa. La disponibilidad ilimitada no es una virtud, ni debería estar bien vista por nadie.


Si no apagas, no descansas

Párate a pensar cuánto tiempo te robas a ti mismo para atender el teléfono del trabajo, cuántas veces en vacaciones atiendes a tu superior, cuántas veces acabas de mirar una operación en casa o haces un informe.

Aunque dejar la tablet y el smartphone en el cajón de la oficina para alguno ahora mismo pueda ser difícil de plantear, la opción de UGT siempre ha sido la misma, incluso antes de que existiera esta tecnología: a partir de cierta hora, se acaba la línea.

Si la línea se apaga a partir de las 18:30 (tope horario store) para toda la entidad, tu jefe no podrá enviarte nada, ni programar ninguna reunión. Por supuesto, nada de convocatorias el fin de semana, ni correos, ni llamadas. De esta manera nadie puede esperar que estés disponible.


UGT con el apagón tecnológico

Y así se lo hacemos llegar a la alta Dirección en cuantos foros estamos presentes, especialmente en las negociaciones.

El cambio de horario producido por las oficinas store era el momento, aunque no se aprovechó por los firmantes. Por tanto, UGT no firmó un cambio de horarios que no llevaba aparejadas ni medidas de control horario, ni de apagón tecnológico.

 


CIR181004 APAGA Y VÁMONOS
(0.5 MiB, 92 downloads)

 


¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.