UGT afirmamos que sin el gran esfuerzo realizado por la plantilla del sector financiero, la solución parcial de esta crisis nunca hubiera llegado.

Habitualmente pasa desapercibido que las personas trabajadoras del Sector Financiero han sido declarados personal esencial en esta crisis sanitara del virus COVID-19 que estamos sufriendo. Esenciales, porque el acceso tanto a nuestros ahorros, como a las solicitudes de financiación, es vital en un momento como el actual, para canalizar dichas necesidades.
Es bastante sencillo banalizar el trabajo realizado por los profesionales de este sector, cuando desde el primer momento la prioridad de todos ellos ha sido facilitar el acceso a los recursos y ayudas disponibles, con un porcentaje alto de trabajadores, realizando su función con modificación de sus horarios, tareas y con teletrabajo sin un control horario en muchos casos.

En la controversia sobre la rapidez en la concesión y puesta de a disposición de las ayudas de financiación avaladas por el ICO a los clientes finales, parece que lo sencillo es culpar a quién es un mero intermediario, intermediario necesario, de unas ayudas públicas, que por cierto, suelen funcionar en condiciones normales muy bien, pero que en la actual situación se ha visto colapsada por varios motivos.

La confusión durante la tramitación de las primeras ayudas no ha sido responsabilidad de las entidades financieras exclusivamente: se han ido cambiando los modelos, se agotó el primer cupo y se tardaron unos días hasta que se autorizó el segundo. Por otra parte, las operaciones de crédito han de ir correctamente documentadas, lo cual en este momento ha sido dificultoso para algunos clientes y estas operaciones se han estudiado con el cuidado que requiere una operación con dinero avalado por el Estado y que además ha de pasar el filtro del I.C.O, organismo que no está diseñado para tal volumen de operaciones como el actual.

UGT defendemos la profesionalidad y valor de la plantilla del sector financiero

Es muy fácil señalar con dedo acusador y poner en duda el trabajo de miles y miles de profesionales de este sector, cuando lo que nos debe preocupar es que la financiación llegue a quien lo necesita, pero sin duda este sector ha de cumplir con las reglas y condicionantes que requieren este tipo de operaciones. La situación es excepcional y por ello los trabajadores del sector financiero, también están realizando un esfuerzo extra para que en la medida de lo posible la financiación llegue a todas las personas que lo necesitan. 

 

CIR20200504 SECTOR FINANCIERO
(0.2 MiB)