UGT hemos intervenido en la Junta General de Accionistas del pasado viernes 14 de mayo con un mensaje muy claro. La defensa de los valores que nos dieron origen y que se siguen manteniendo en la actual Fundación “La Caixa”: responsabilidad social y la defensa de la plantilla. Por eso, si la actual Dirección de CaixaBank no comparte esos principios, este no es su sitio y deberán de irse.

 

Texto de la Intervención de UGT:

“Señor Presidente, Señor Consejero Delegado, miembros del Consejo de Administración y Accionistas:

Soy Caterina Llibre y Alegre, Secretaria General de la Sección Sindical de UGT en CaixaBank, empleada de CaixaBank y hablo en nombre de la plantilla de CaixaBank  y de cuantos trabajadores y accionistas nos han delegado su voto. Solicito que mis palabras consten en acta.

Apenas hace 6 meses, nos encontramos reunidos en esta misma sala donde no les dimos la aprobación a la operación de Fusión con Bankia, al no darnos garantía alguna del impacto que iba a tener dicha fusión en las plantillas, y temiendo que pudieran plantear barbaridades como las que finalmente se han atrevido a poner encima de la mesa.

Esta fusión ha reportado a CaixaBank importantísimas ganancias de todo tipo, de sobra conocidas por todos, como los resultados obtenidos en el primer trimestre de este año, de 4.786 millones de euros; como los 2.500 Millones de exceso de capital de Bankia; mejora en la eficiencia, en la Solvencia, etc, etc, etc.

En fin, señor Presidente y Consejero Delegado, una operación redonda, económicamente super rentable y que sitúa a CaixaBank como primer Banco de España.

Y van ustedes, señor Goirigolzarri y señor Gortazar y, si sonrojarse lo más mínimo, nos plantean un ERE SALVAJE Y BESTIAL para rentabilizar aún más esta operación, como si ya de por si no fuera lo suficientemente rentable para ustedes. Pretenden despedir a 8.291 trabajadores y trabajadoras con unas condiciones miserables, sin voluntariedad, y además modificando a la baja nuestras condiciones laborales, con lo que sin duda compensarán sus exageradas retribuciones.

Pues ya les decimos aquí, para que quede claro, que no harán todo esto con nuestro consentimiento. Y que si de verdad quieren que haya consenso, como dice el señor Gortazar en los medios, empiecen a escuchar las propuestas de los sindicatos en la mesa de negociación.

Parece que los Ejecutivos de la banca española son los que más cobran de Europa, no sabemos si será porque son los que más despidos hacen y cobran incentivos por destrucción de empleo. Hasta el mismo Gobierno se ha pronunciado al respecto, veremos hoy si es coherente con lo que dice de puertas afuera.

Lo que sí sabemos es que ustedes, con la excusa de la fusión aprovechan la ocasión para hacer unos recortes de plantilla exagerados que no se corresponden con la prestación de un servicio de calidad para nuestros clientes, ni con la carga de trabajo que deberá acometer la plantilla que se queda, sino que obedece más bien  a un cálculo de rentabilidades y costes.

Señor Presidente y Consejero Delegado, ustedes se han equivocado de empleo, si querían trabajar en una empresa cuyo objetivo fuera maximizar el beneficio del accionista a costa de lo que sea y ponerse unos sueldos desproporcionados y fuera de la realidad de la sociedad, este no es su sitio.

Parece que antes de entrar, nadie les explico lo que era CaixaBank y lo que implicaba trabajar en una entidad como la nuestra. Los empleados y empleadas de CaixaBank lo sabemos muy bien y se lo vamos a explicar.

Señores y señoras del Consejo, pero sobre todo el Consejero Delegado y el Presidente que, como acaba de llegar y ha estado muy ocupado en subirse el sueldo, aun no se ha enterado:

Llevar el timón de CaixaBank, implica una gran responsabilidad social por encima de la empresarial; significa estar al frente de unos valores sociales por encima de los económicos; ser un ejemplo de entidad socialmente responsable por encima de ser un ejemplo de entidad super rentable. Valores que siempre ha defendido el accionista mayoritario de la Entidad que es la Fundacion Bancaria “la Caixa”. Y estas implicaciones hay que llevarlas a cabo con hechos no con palabras para quedar bien y luego hacer lo que les da la gana.

La plantilla de CaixaBank estamos hartos de que nos hagan agradecimientos vacíos a nuestro esfuerzo y después despidan salvajemente a 8.300 compañeros y compañeras que nos hemos dejado la piel por la empresa, y que sí llevamos los valores de CaixaBank en nuestro día a día.

Hacer que una empresa sea rentable a corto plazo a base de reducir costes lo sabe hacer hasta un estudiante de primero de económicas, pero para estar al frente de una entidad como la nuestra se necesita talento y liderazgo, bastante más que el mero hecho de saber hacer cuentas.

Por lo tanto, si no son capaces de llevar el timón de este barco para  que CaixaBank sea una empresa rentable a largo plazo  con todas las implicaciones y la responsabilidad social que supone y sin destruir su activo más importante, la plantilla,  demuestran una incapacidad absoluta para estar en el cargo que ostentan, y, por tanto, les tendremos que pedir que se vayan, que abandonen este barco y se busquen otro, quizás uno pirata en el que a lo mejor se van a sentir más a gusto, pues en CaixaBank tenemos a gente sobradamente preparada para ocuparse de  la empresa y recuperar el sitio que le corresponde como referente en valores,  en trato hacia sus clientes y sobre todo hacia su plantilla.

Por todo lo dicho vamos a votar en contra de los puntos 2, 3, 5, 7, 9, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 18.

Muchas gracias.

#TodxsSomosCaixaBank