NEGOCIACIÓN OFICINAS A y STORES: EFECTOS COLATERALES

PARA UGT NO SÓLO ES CUESTIÓN DE HORARIOS

3 de abril de 2017. La negociación de oficinas A y STORE a la que la dirección le ha dado una extrema relevancia para sus planes estratégicos, continúa encallada. A pesar de la urgencia, llevamos más de siete meses negociando un acuerdo que no sólo afecta a horarios singulares: cierre de un número importante de oficinas, carreras y proyecciones profesionales truncados, incremento de la plantilla supuestamente excedente, y falta de garantías para quienes “opten” a estas oficinas.

La actual negociación abre muchos frentes de calado que UGT no está dispuesta a abordar de refilón y que requieren negociación específica:

¿Qué pasa con las oficinas que se integran en nuevas oficinas A o STORE?

Se van a perder cargos, posiciones de GC y puestos de trabajo. El dimensionamiento de las nuevas oficinas no serán la suma de los empleados de las diferentes oficinas integradas. Por experiencia sabemos que siempre son menos. Es fundamental proteger mediante un acuerdo de integración de oficinas las garantías de puestos de trabajo, no sea que luego vengan con sorpresas por excedentes en los diferentes territorios.

¿Por qué se mezcla en esta negociación el acuerdo de GCs, que nada tienen que ver con la STORE?

Para negociar las condiciones de la plantilla de la STORE y justificar su falta de compensaciones suficientes no puede ser que entre en juego la renovación del acuerdo de GC. El Gestor de Clientes es una figura que ocupa a un colectivo lo suficientemente amplio y estratégico como para que cuente con una negociación propia.

¿Por qué se utiliza a los desplazados como moneda de cambio?

Los desplazados forzosos tienen que volver ya a sus lugares de origen en condiciones dignas. Una patada lateral a GDS sin ningún tipo de garantía no puede ser la única solución. Y a este respecto debemos recordar que ya en la negociación del acuerdo de optimización de plantilla del pasado julio (acuerdo no suscrito por UGT), se llegó a plantear esta opción como la solución definitiva.

Las pobres condiciones laborales de las STORE no pueden ser adornadas con otras compensaciones

¿Por qué se habla aquí de ampliar el porcentaje de las oficinas V y S, que también van a generar más excedentes? ¿Por qué se habla de arreglar el tema de los riesgos psicosociales y de las pantallas de visualización de datos, temas judicializados y en manos de la administración?

La negociación de las oficinas STORE es lo suficientemente relevante como para no mezclar más temas. Y basta con garantizar el cumplimiento del horario, la voluntariedad y que las compensaciones sean suficientemente atractivas.

¿Qué beneficios reales hay para las plantillas de las oficinas A y STORE?

Para empezar, no hay voluntariedad garantizada. Las compensaciones económicas, de momento, son escasas, teniendo en cuenta la pérdida del horario general. Sise sacrifica el horario, las retribuciones y la proyección profesional deben, como poco, compensar dicha pérdida.

Y por supuesto, nadie garantiza que el hecho de tener un horario acotado no suponga una disponibilidad permanente de quienes accedan a una store/a, que siendo el proyecto estrella de la Dirección, la presión desmedida va a estar garantizada.


¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.