PLANTILLAS INSUFICIENTES

UGT EXIGE A LA DIRECCIÓN UNA DOTACIÓN ADECUADA Y SUFICIENTE

13 de noviembre de 2018. Una fórmula mágica, indescifrable, casi mística que, supuestamente por lo que hemos oído decir, combina mercados, expectativas, rentabilidades, costes, para determinar finalmente el número óptimo de nuestros centros de trabajo. Nadie conoce cómo se cocina, pero todos conocemos sus consecuencias: recorte de plantillas, oficinas escasamente dotadas y una presión incontrolada para mejorar sin fin los beneficios.


Una fórmula mágica para justificar una plantilla escasa

Como la fórmula de la coca-cola, es desconocida. No sabemos quién la hace, ni cómo, pero sí que se aplica para dimensionar la plantilla, es decir, ajustar plantilla.

Este ratio de nuevo cuño y desarrollo propio, conocido como el DIM, lo siente como una amenaza diaria quien por resultados está al borde de perder un empleado de plantilla. O se siente como una quimera inalcanzable cuando nos parece necesario contar con un gestor especialista o nuestro departamento necesita crecer par poder mantener el servicio en buenas condiciones.

A tal punto llega la sumisión al DIM que incluso resultan plantillas insuficientes para oficinas store donde hay turnos cubiertos apenas por un empleado.


Dos más dos no son cuatro

La plantilla resultante de las oficinas que se integran nunca es la suma de las plantillas de las oficinas anteriores. Las sinergias buscadas ahorran costes, pero también ahorran puestos de trabajo. Todo para lograr mayor eficiencia, y por tanto, mayores beneficios.

No obstante algo debe andar mal en las herramientas de análisis, porque los excedentes de plantilla generados, en muchos casos no son reales. Sobran en el papel, pero no en la realidad diaria de las oficinas.

También hay territorios cuyos sobrantes se dedican a equipos de captación, asignados a un centro “saco”, y sin ningún tipo de carrera profesional. Con esto puede que se cumplan los ratios, pero en nada ayudan a aliviar nuestra falta endémica de plantilla.


Zonas de difícil coberturas

Es hora de que la Dirección de la entidad realice un plan de acción para solucionar el déficit de plantillas en la zona tradicional y de difícil cobertura, como Galicia, zonas rurales y de costa.

En UGT entendemos que es necesario replantearse la política retributiva y compensar a quienes se vayan a estos destinos. Es evidente que los “cambios de aire” no son suficientemente atractivos y que sin compensaciones salariales o de nivel no cubrimos las necesidades a este respecto.


Dimensionamiento de los Servicios Centrales y Dts

Seguimos sin información del plan Optimiza, que pretendía, según nuestro plan estratégico, hacernos más eficaces y reducir los costes. Cierto es que de momento nada ha ocurrido, pero es evidente que hay una tendencia clara de la entidad a externalizar servicios y a reducir plantillas hasta lo más ínfimo en cuanto a nuestros servicios centrales y territoriales.

Parte de la Dirección sigue sin comprender que sin el apoyo adecuado a la red por parte de unos departamentos potentes y bien dotados de plantilla, Caixabank no podrá obtener los resultados diseñados en el plan estratégico. El porcentaje de personas que se dedican a esta tarea en relación a la plantilla total es absolutamente ridículo si lo comparamos con otras entidades financieras.


Cumplimiento del IEC

Otro ejemplo de depender de un ratio es el IEC, el otro gran ratio de productividad. Ese índice que nos hace ir con la lengua fuera y desconocer si cumplimos o no las campañas y si obtendremos o no los premios.

Aunque este tipo de índices son herramientas de análisis, conferirles un peso excesivo en la toma de decisiones puede ser contraproducente. Así, por ejemplo, hasta tal punto está llegado ser importante cumplir con determinados ratios, que nosotros mismos no queremos más plantilla de la estrictamente necesaria, aunque sea a costa de nuestra salud, para no salir mal parado en el IEC.

Si tenemos una persona de baja o de vacaciones, no nos puede computar a efectos de IEC la persona ausente y la persona que cubre la ausencia, porque se nos penaliza y se tergiversan los resultados obtenidos. Si la persona que cubre la ausencia es un ETT, que normalmente no desempeña tareas comerciales, repercute negativamente en e IEC. Esto es sencillamente perverso.

Así difícilmente mediremos adecuadamente el cumplimiento de las campañas. Cuando una herramienta no anda fina, se calibra la herramienta, no la realidad. Sin embargo con el IEC calibramos nuestras circunstancias laborales. El mundo al revés.


CIR81113 DIMENSIONAMIENTO
(0.5 MiB, 149 downloads)


¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.