O hasta 100.000 euros por empleado, da igual.

En Madrid, con tal de asegurarse su silla y salir bien en la foto para que se la cambien por una más grande, están dispuestos a asfixiarnos con el nuevo reto, que nada tiene que ver con el reto institucional o las bases de incentivos marcados por la empresa para Dormir Tranquilo.

Desde luego son los empleados los que no pueden dormir tranquilos con esta locura de carrera sin ningún control. En Madrid se pretende tener hecho el 1 de Julio el 84% del reto anual, subiendo el reto anual a 25.000 euros…

¿alguien da más?

¿Es que la jerarquía solo existe para los de abajo?

¿Puede un directivo en Madrid incrementar un 35% los objetivos marcados por la empresa y presionar hasta la extenuación a las oficinas, proyecten o no en el objetivo institucional?

¿Para qué sirven las bases de una campaña, para qué en Madrid se interpreten como les dé la gana?

Está claro que estamos sumidos en una guerra de tronos en la que solo se piensa en mantener el puesto a costa de la salud, el desánimo y la desesperación de los empleados de la red. Y para apoyarles aún más, los Danes utilizan las amenazas nada sutiles con respecto a nuestros puestos de trabajo.

Y todo esto coincidiendo con un curso obligatorio de “Trasparencia en Comercialización de Seguros” que no tenemos claro que los Danes, DC o DT tengan que hacer… que cinismo

#La FuerzadeAvanzarJuntos