PRÉSTAMOS DE EMPLEADOS

UGT SOLICITA ADECUAR LOS PRÉSTAMOS DE EMPLEADOS A LAS SITUACIONES ACTUALES

2 de noviembre de 2018. La normativa relativa a los préstamos a empleados necesita remodelarse para dar cabida a los profundos cambios que hemos experimentado: el mercado inmobiliario es distinto, y la situaciones vitales son mucho más complejas que hace unos años. UGT ve necesario que la normativa se adapte a estas nuevas situaciones.


La normativa de préstamos está obsoleta

El grueso de la normativa laboral acordada con la representación sindical se negoció en 2002, con reformas más o menos profundas en años posteriores. El mercado inmobiliario ha cambiado sustancialmente y con él nuestras necesidades de financiación.

En la actualidad la normativa es bastante restrictiva, compleja y dispersa: acuerdo base de 2002, sucesivos convenios sectoriales, infinidad de comisiones de seguimiento, y disposiciones adicionales en otros acuerdos que poco o nada tienen que ver con los préstamos. Todo una normativa múltiple y dispar que es urgente clarificar en un único documento.

De esta forma evitaríamos la cantidad de faqs que publica la entidad, o que haya que acudir a un delegado sindical experto en la materia para poder hacer valer tus derechos.

Igualmente se hace necesario acomodar la normativa a la actualidad social de la que pertenecemos los empleados: el modelo familiar no es el tradicional de épocas pretéritas y la movilidad vital es mucho más diversa ahora. Así pues, con una normativa menos encorsetada se podrían atender mejor las necesidades de los empleados.


Mejoremos y modernicemos la normativa

Desde UGT proponemos negociar un nuevo acuerdo de préstamos más claro y más beneficioso para la plantilla, introduciendo, entre otras, medidas como las siguientes:

  • Permitir el alquiler libre de las viviendas financiadas con el préstamo A.
  • Prescindir de la fórmula restrictiva del cálculo de los cambios de vivienda.
  • Facilitar las financiaciones de vivienda conyugal en los casos de ruptura de la convivencia.
  • Ampliar a más las tres oportunidades del disfrute de un préstamo A.
  • Ampliar igualmente las oportunidades para el disfrute del préstamo B (actualmente una sola vez).
  • Aumentar los supuestos de anticipos de nómina.
  • Eliminación de las cláusulas suelo (0,10%).
  • Eliminar la inscripción hipotecaria en nuestras préstamos de vivienda, como ya han hecho otras entidades con los préstamos de empleado. Seguro que esto, tras la sentencia del Tribunal Supremo que considera que este gasto lo debe soportar la entidad, ahora dejará de ser tabú en nuestra casa.

Los préstamos son un beneficio social más y por eso aparecen en “trabajar aquí compensa”

Para que verdaderamente sea un beneficio social y no un suplicio que nos lleve a pedir financiación fuera de la entidad en la que trabajamos, es fundamental que la normativa sea clara y no restrictiva de derechos.

En UGT llevamos años instando a la Dirección y al resto de fuerzas sindicales a la negociación de una normativa única sobre préstamos, incluso recogiendo este compromiso en algunas actas de otras negociaciones. Hasta el momento a la Dirección eso de poner fácil la financiación a los trabajadores parece que le incomoda.



CIR181102 PRÉSTAMOS EMPLEADOS
(0.6 MiB, 153 downloads)

¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.