PROCEDIMIENTOS SANCIONADORES

PARA UGT ES URGENTE REVISAR LA POLÍTICA DISCIPLINARIA

17 de abril de 2018. La elevada tensión a la que se somete a la plantilla, llevándola en ocasiones a los límites de la normativa, el exceso de celo regulador externo y cierta tendencia a ser más papista que el Papa en nuestra casa, han provocado un aumento de expedientes disciplinarios con resultado adverso. Desde UGT volvemos a dirigirnos a la Dirección para que se aborden de forma global los procedimientos disciplinarios y sancionadores, de forma que se persiga una empresa con mejores prácticas y máximo respeto a sus trabajadores.

Qué le pedimos a la dirección

  • Que garantice la defensa justa de los trabajadores implicados en los procedimientos sancionadores, y que rijan en todo momento, los principios de tipicidad, proporcionalidad y culpabilidad.
  • Que modifique, sobre todo informáticamente, los protocolos y procesos para evitar prácticas indeseadas.
  • Que vigile para que la presión comercial no entre en colisión con el cumplimiento de la normativa.

Para UGT el cometido de Auditoría no es ni perseguir infieles ni ser martillo de herejes. Su gran conocimiento transversal de las prácticas que se dan en la empresa debe servir para mejorar los procedimientos antes que encontrar culpables.

En este sentido, no son permisibles auditorías que se pasan de frenada, auditorías en las que se somete al implicado a largos interrogatorios incriminatorios, y en los que se persigue antes un reconocimiento de culpa que un análisis objetivo e imparcial de los hechos.

No es la auditoría quien ha de asumir funciones disciplinarias, aunque sea en fase de instrucción, asunto que compete a otras instancias. Si la entidad insiste en darle este uso a las auditorías exigiremos nuestra presencia en dichos procedimientos, para ofrecer la defensa necesaria a nuestros representados.

Cómo actuar ante una auditoría

De las respuestas que demos a la Auditoría se pueden derivar consecuencias no deseadas, por lo que atenderemos los requerimientos informativos que nos hagan, con el máximo respeto y cortesía a quien nos audita, pero recordando que:

  • Debemos mantener la calma, en una actitud serena y objetiva;
  • No firmemos en caliente a nada que se nos presente por escrito sin antes haberlo meditado, y si es necesario, tras haberte asesorado con tu delegado sindical más cercano. Las respuestas debes realizarlas sin coacción ni presión alguna.
  • No respondamos a preguntas dirigidas a respuestas no ajustadas a la realidad, por mucho que nos prometan que si lo hacemos evitamos males mayores.
  • Puedes parar el interrogatorio en cualquier momento para asesorarte.
  • La jurisprudencia te permite grabar la conversación, que serviría para probar en qué términos exactos y de qué manera se ha producido.
  • Dejar constancia de tu afiliación y manifestar por escrito tu solicitud de que se nos informe, llegado el caso, de las actuaciones sancionadoras, al objeto de poder realizar las alegaciones que procedan. Cuanta con el apoyo y asesoramiento de nuestro equipo especializado.

Para UGT todo el procedimiento sancionador, desde su origen, ya sea desarrollado por auditoría, o por quien sea, debe defender los intereses de la entidad, pero también al trabajador, que es parte de la empresa, y respetar escrupulosamente los principios básicos de tipicidad, proporcionalidad y culpabilidad. E insistimos, que, si la Auditoría asume funciones pre-sancionadoras, que a nuestro entender no le corresponden, exigiremos nuestra presencia en aquellos casos que así lo solicite el afectado.

 


CIR180417 PROCEDIMIENTOS SANCIONADORES
(0.4 MiB, 88 downloads)

¿Qué te parece la noticia?