QUERIDOS JEFES MAJOS

OTRA VEZ MÁS LA PLANTILLA SE HA PORTADO BIEN

4 de enero de 2018. Este año pasado los trabajadores de Caixabank hemos vuelto a superarnos en dedicación, profesionalidad y responsabilidad. A pesar de las dificultades del mercado, de las nuevas exigencias regulatorias, de las adversidades sobrevenidas, de los constantes cambios en nuestro propio negocio, a pesar de todo ello, los trabajadores hemos vuelto a responder a un nivel superior al exigible. Ahora le toca a sus majestades, nuestros Jefes Majos, estar a la altura, abandonando el saco del carbón, y promoviendo un gran acuerdo que estabilice nuestro trabajo y mejore las condiciones laborales.


Un gran acuerdo es posible y necesario

Nuestra empresa goza de una salud de hierro, con la mejor cuenta de Resultados de su historia con unos beneficios muy por encima del sector (en España) y como dicen muchos expertos con una posición que hará crecer de forma exponencial su cuenta de resultados en el momento que vuelva a subir el euríbor.

Y esto ¿quién lo ha conseguido? Los empleados, porque gestionamos cada día millones de clientes y sus posiciones, porque estamos vendiendo más productos y ganando comisiones más que nunca.Sin embargo,¿por qué estamos agotados, cabizbajos, fundidos y en muchos casos al límite de la ansiedad? ¿Acaso los que hacemos posible este milagro merecemos esto? ¿No es hora de recalar parte de esos beneficios tan cuantiosos en mejoras en la vida de las personas que lo hacemos posible.

Creemos que nos merecemos un gran acuerdo, un gran acuerdo que:

  • Potencie la Igualdad, y esta solo se consigue facilitando la conciliación, pues la igualdad comienza cuando el compañero o compañera no tiene que tomar la decisión de progresar o conciliar.
  • Elimine la prolongación indiscriminada de la jornada laboral.
  • Establezca límites a la conectividad, desarrollando marcos temporales de desconexión.
  • Desarrolle carreras profesionales objetivas y tasadas para todos los roles, estableciendo condiciones similares para trabajos similares en toda la entidad.
  • Ponga cordura en el modelo de retos y campañas, que impida que los trabajadores estemos constantemente con la lengua fuera.

Y podemos seguir con un largo etcétera, pero quedaría como una carta a los Reyes Magos.

Lo que sí es evidente es que hemos vuelto a ser la envidia en cuanto a beneficios y negocio, y debemos volver a ser la envidia en cuanto a condiciones de trabajo y ambiente laboral.


CIR180104 QUERIDOS JEFES MAJOS
(0.2 MiB, 117 downloads)

¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.