UGT trabaja para evitar que la dirección improvise ante la vuelta a la “normalidad” una vez finalice la vigencia del estado de alarma.

Ayer fue aprobado por el Congreso la tercera prórroga del estado de alarma, hasta el 9 de mayo. No podemos relajar la aplicación de las medidas preventivas actuales, debiendo ahondar más aun en la implementación de nuevas medidas así como en la correcta y efectiva dotación y distribución de los equipos de protección individual necesarios para la plantilla.

No obstante, ante la improvisación manifiesta de la dirección en la implementación de medidas preventivas a medida que se iban desarrollando los acontecimientos, se hace necesario una planificación ante la reanudación de la actividad presencial en los centros de trabajo una vez se levante el estado de alarma.

En la reunión celebrada ayer del Comité de Salud Laboral, desde UGT hemos aportado propuestas de cara a la elaboración de un protocolo que recoja las medidas preventivas y organizativas necesarias a tener en cuenta ante un proceso de desescalada gradual e incorporación a los centros de trabajo, una vez se levante el estado de alarma, para que la misma sea llevado a cabo de forma segura para la plantilla y con la mayor protección posible de su salud.

UGT hemos pedido la realización de TEST de diagnóstico a toda la plantilla.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS y al igual que otras entidades, que ya han anunciado el acuerdo con QuironSalud para la realización de pruebas de test del Covid-19 a la plantilla a partir del lunes.

UGT también ha propuesto:

  • Aplicación gradual y asimétrica de las medidas en función de la volumetría de los centros de trabajo y áreas geográficas, estableciendo medidas específicas para SS.CC, Territoriales, Stores, Centros de Empresa, Centros de Banca Privada, y red de oficinas.
  • Aplicación estricta por parte de las Direcciones Territoriales y de los Danes de las medidas preventivas y organizativas recogidas en los protocolos que se elaboren, con apercibimiento de sanción disciplinaria para aquellos responsables que primando fines comerciales incumplan lo recogido en dichos protocolos.
  • Mantenimiento de las medidas teletrabajo para la plantilla catalogada como PES así como colectivo de riesgo.
  • Mantenimiento de las medidas de flexibilidad establecidas para atender el cuidado de menores y familiares dependientes. En línea con lo establecido legalmente, se deberán mantener dichas medidas durante los tres meses posteriores al fin de la vigencia del estado de alarma.
  • Dotación efectiva para toda la plantilla que realiza atención al público de los Equipos de protección individual (guantes, mascarillas, geles hidroalcohólicos, y mampara de protección) con carácter previo a su incorporación al puesto de trabajo.
  • Mantenimiento de las medidas actuales de control de acceso de los clientes a las oficinas hasta que se decrete el control de la pandemia.

 

 

CIR20200423 - Reunion CUSSL - Protocolo De Desescalada Y Reanudación De Actividad Presencial.
(0.3 MiB)