Todos corremos el riesgo de morir a causa de una enfermedad o por sufrir un accidente.

En estos casos, siempre tenemos la incertidumbre de cómo van a quedar nuestros seres queridos, si van a seguir teniendo ingresos para seguir viviendo de la misma manera.

Como trabajadores contamos con las prestaciones de la Seguridad Social de viudedad y orfandad. Por regla general, la pensión de viudedad supone un 52% de la base reguladora (media de la base de cotización de los últimos 24 meses) y las pensiones de orfandad hasta los 25 años son un 20% de esa base reguladora.

Hay multitud de situaciones y casos especiales y además los importes pueden incrementarse o reducirse en función de diversos condicionantes, por lo es mejor informarse directamente en el caso de tener que solicitar alguna de ellas.

Otra vía para solventar esa incertidumbre, puede ser el contratar seguros de vida o accidente que cubren el fallecimiento con un capital o rentas.

Además, en nuestro caso como trabajadores de Caixabank, tenemos una vía adicional:

Las prestaciones de viudedad y orfandad del Plan de Pensiones de Empleados.

 

Las PRESTACIONES del Plan de Pensiones en caso de fallecimiento de un partícipe consistirán en:

  1. Una Renta Mínima Garantizada, vitalicia o temporal y revalorizable según las características indicadas en las presentes Especificaciones.
  2. Un Capital Complementario Garantizado, según las características indicadas en las presentes Especificaciones.
  3. Si dichas prestaciones no agotasen los derechos consolidados del partícipe, la cantidad remanente podrá pagarse en cualquiera de las modalidades previstas para el cobro de la prestación por Jubilación.

La Renta Mínima Garantizada incluye tanto la viudedad como la orfandad:

VIUDEDAD:

La prestación de viudedad será una renta vitalicia pagadera mientras viva el cónyuge superviviente, cuya cuantía anual será la diferencia entre el 50% del salario pensionable del partícipe en el momento de la contingencia y el 45% de la franquicia, con un mínimo del 2,5% de dicha franquicia (1.071,39 € anuales).

En caso de nuevo matrimonio se deja de percibir esta renta y se recibe un capital en función de la edad.

IMPORTANTE: No la perciben las parejas de hecho.

ORFANDAD:

La prestación de orfandad será una renta temporal cuyo importe anual será la diferencia entre el 20% del salario pensionable y el 20% de la franquicia hasta la edad de 25 años. La prestación no podrá ser inferior al 1% de la franquicia (428,55 € anuales).

En caso de invalidez absoluta o gran invalidez, la pensión es vitalicia.

Hay reglas especiales para el caso de 3 o más hijos ya que existe el límite de poder cobrar el 100% del salario pensionable.

Capital complementario garantizado.

Se garantiza también una prestación adicional en forma de capital único por un importe de 55.000 euros en caso de fallecimiento; y de 100.000 euros en caso de fallecimiento por accidente.

Fallecimiento de un participe en suspenso:

En este caso, las prestaciones se limitaran a los derechos consolidados existentes.

Pero las opciones de cobro serán las existentes para jubilación (capital, renta financiera, renta asegurada, mixta, pagos sin periodicidad regular) y a elección del beneficiario.

#LaFuerzadeAvanzarJuntos