TRABAJO BANCARIO, PROFESIÓN DE RIESGO

UGT RECLAMA QUE NO SE ESTIGMATICE AL TRABAJADOR BANCARIO

16 de marzo de 2017. De ser una profesión envidiada a convertirse en una profesión de elevado riesgo. Este es el resultado de un cambio espectacular de apreciación por parte de la sociedad en general hacia los trabajadores del sector bancario. Las deficientes políticas de comercialización de productos complejos que han generado pérdida de los ahorros de muchos clientes particulares, las campañas contra los desahucios, contra las cláusulas suelo y contra los gastos hipotecarios, han elevado la tensión en la relación con la clientela. En estas circunstancias, la presión de los responsables comerciales de los bancos para aumentar la colocación de productos parafinancieros, unido al papel de los espías externos hacen que la profesión bancaria se desarrolle al filo de la navaja.


Presión en la venta

Desde que el tradicional negocio bancario se fue al traste por el pinchazo inmobiliario y por la caída de los márgenes, las entidades han adoptado actitudes proactivas en la venta. Este es simple y llanamente que están dirigiendo sus esfuerzos en captar clientes más allá del espacio físico de la oficina. Las llamadas telefónicas, las salidas comerciales, cualquier invento para lograr atraer clientes a los que vender la campaña de turno, ya sea un seguro (dental, de vida, de automóvil, de deceso, de cualquier cosa que deje una prima), ya sea un teléfono móvil, una tele curva y una túrmix. Todo esto sin dejar de lado productos financieros un tanto más complejos con el reclamo de mayores rentabilidades.


Cuidado con los espías

Recientemente la CNMV realizó 450 visitas de “mystery shopping”, esto es, especie de aparentes clientes que no son nada más que espías de nuestra actividad comercial. En el comunicado oficial de la CNMV ésta alerta los clientes minoristas deben ser “adecuadamente informados” y que la información ha de resultar “clara y no engañosa”. También señala que algunas entidades ofrecen “insuficiente información verbal” respecto a las comisiones, los costes y los gastos aplicables a los instrumentos ofertados.


Entre la espada y la pared

Desgraciadamente el trabajador de la red de oficina, el que está a pie de calle, y en contacto directo con el cliente, ha pasado de estar en una sólida posición de confianza ganada a pulso ante los clientes, a estar cuestionado constantemente:

  • o por clientes, que están convencidos de que les van a engañar;
  • o por clientes que vienen alterados a reclamar, convencidos de que les han engañado;
  • o por clientes que resultan espías;
  • o por los superiores, que están convencidos de que no se es suficientemente comercial porque los objetivos no se cumplen;
  • o por la autoridad europea, que no para de exigir preparación cada vez más intensa para hacer la faena que se ha hecho toda la vida.

Desde UGT tenemos claro que cualquier acción que se tome en la defensa del consumidor es necesaria, y debe abordarse con seriedad. Es cierto que ha habido abusos, eso es innegable. Pero de ahí a aceptar que todo es abuso en nuestro sector hay mucho trecho. Y mucho menos podemos aceptar que los trabajadores seamos responsables de las políticas comerciales diseñadas por las altas direcciones. Son éstos quienes deben asumir su responsabilidad no los trabajadores.

Con este panorama, la mejor defensa es afiliarte a UGT. Como sindicato más representativo en el conjunto de España, somos quienes disponemos de las mejores herramientas para asumir tu defensa, no sólo en el ámbito de nuestra empresa, sino ante el conjunto de administraciones donde están en juego tus intereses.


¿Qué te parece la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.