Los empleados deberán utilizar las mascarillas en las situaciones en las que interactúen con clientes u otros empleados sin que se puedan respetar los 2 metros de distancia o no medie barrera física (mampara).

Esta medida nos recuerda la alta transmisibilidad del COVID19, especialmente en las fases iniciales de la enfermedad y en las personas asintomáticas. Si bien ya todas las provincias se encuentran, como mínimo, en la Fase 1, y se flexibilizan determinadas restricciones establecidas tras la declaración del estado de alarma, no podemos relajar las medidas preventivas implementadas hasta la fecha, para poder prevenir al máximo cualquier posible rebrote.

La prevención de la salud de la plantilla y de los clientes debe primar sobre los niveles de producción que algunos mandos intermedios ya están exigiendo a sus equipos.

UGT denunciamos ante la dirección de la entidad que no se está siguiendo lo indicado en las recomendaciones del Ministerio de Sanidad en lo que respecta a los EPI con los que debe dotarse a la plantilla que tiene que prestar ayuda al público en los cajeros automáticos en la red de oficinas y para una actividad comercial fuera del centro de trabajo que en cuanto no se haya recuperado la normalidad, UGT no compartimos su realización.

Toda vez que se rompe el distanciamiento de 2 metros, y ante la alta probabilidad de estar atendiendo a un caso positivo de COVID-19 asintomático, dicha plantilla debería de contar con una mascarilla de protección autofiltrante tipo FFP2 y guantes de protección frente a la penetración de virus. Lamentablemente, la mascarilla tipo quirúrgica que se suministra a las oficinas no cumple con los criterios establecidos como EPI, al no proteger a las personas que la llevan frente al posible contagio.

Es preciso dar una solución al respecto, por lo que hemos exigido a la dirección:

  • Dotar a las oficinas de mascarillas de protección autofiltrante tipo FFP2 y guantes de protección frente a la penetración del virus, así como de pantallas faciales
  • O en defecto de las anteriores, dar instrucciones de que no se atienda al público en los cajeros automáticos, derivando dicha atención al puesto de caja debidamente protegido con mampara.

RECUERDA:

Las medidas de control del contagio en los centros de trabajo recogidas en el “Protocolo de Actuación” establecido por la entidad, siguen siendo vigentes y de obligado e inmediato cumplimiento, sin que sean admisibles interpretaciones al respecto por parte de responsables comerciales.

CIR20200525 Mascarillas, Sentido Común Y Responsabilidad
(0.1 MiB)