Hace unos días, UGT hemos mantenido una reunión con la máxima responsable de la DT EBRO. En esta reunión, se nos han presentado los números del pasado 2020, intentando hacer ver que han sido muy malos y no acordes a la zona en la que trabajamos. Estamos por debajo de la media en margen y en IECV pese a ser mejor que el año anterior.

En la misma línea ha sido el mensaje que habéis recibido directamente los directores y subdirectores y el que éstos os hayan transmitido al resto de la plantilla. Ha sido un mensaje nada motivador. No hacen falta elogios, es suficiente no sentirse humillado como ha pasado en la percepción del mensaje recibido.

Somos profesionales que hemos demostrado año a año, día a día que trabajamos sin dejar nada de nosotros atrás para sacar los mejores resultados y, hasta no hace mucho, estábamos arriba en cualquier clasificación siendo las mismas personas.

Somos conscientes que los resultados no son lo deseados pero, ¿tanto cuesta lanzar un mensaje en positivo? A la larga, cuando sólo lanzas mensajes desmotivantes, consigues eso, desmotivar a su receptor. Las cosas se pueden transmitir de muchas maneras y la elegida por los Responsables de Negocio de la Dirección Territorial no es la correcta.

Hace un año, se nos transmitió por parte de la Directora Territorial que la forma de trabajo basada en la presion constante y latigera no era la suya, pero ahora, parece que es la manera que se está encontrando para tratar de llegar a los resultados. Se quiere cambiar las formas pero no se consiguen.

El problema viene cuando el látigo (ya utilizado en tiempos de otras DT) lo implantan los mismos que estaban. Es decir, volvemos a la casilla de salida. Instrucciones llevadas por las mismas personas y sin cambios en el mensaje, llevan a una presión desmedida, unos objetivos inalcanzables y un mensaje que hunde a los buenos profesionales que tenemos.

Compromiso de reducir “las Teams”.

Compromiso de reducir “las Teams”.

Hemos presentado una queja formal por la cantidad de “Teams” que se programan diariamente y que, en su mayoría, no sirven para nada salvo el control de lo que hacemos que, perfectamente y así se ha reconocido por su parte, pueden ser llevados por el AVE.

Si en breve plazo de tiempo, con la sustitución del AVE por una nueva herramienta que les posibilite realizar seguimientos en tiempo real, es decir, en el mismo momento en que se contrata, la pregunta que nos surge es ¿a que se van a dedicar alguno de nuestros mandos intermedios? Tendrán que reciclarse.

Hemos obtenido el compromiso de la responsable de la Dirección Territorial de reducir “las Teams” y, especialmente, que las mismas sean constructivas y no sean meramente de control. No se debe perder tiempo en saber la cantidad del producto “x” realizada por una u otra oficina. Consiste en compartir experiencias positivas, no en controlar y pasar el tiempo escuchando mientras dicho tiempo se puede invertir en llamadas ó atención de citas.

Por nuestra parte, seguiremos denunciando y dándole traslado directamente a la Territorial, de aquellas “Teams” que solo sirvan para controlar, que no aportan, al igual que el uso de palabras mal sonantes o malas formas en la realización de las mismas por parte de quienes las convocan.

Para ello, necesitamos tu ayuda. No dudes en ponerte en contacto con nosotros a fin de que demos el oportuno traslado y gestión de tus quejas.

#LaFuerzadeAvanzarJuntos